Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Sábado, 14 de diciembre de 2019

Page se acerca a la finca de Solanillos, que cedió la Diputación a Rayet, para firmar un convenio

Además de Quabit, también lo rubricará Caixabank
García-Page firma este miércoles un convenio de colaboración para el impulso del centro de educación ambiental “Dehesa Común de Solanillos” en Mazarete, junto con la Fundación Apadrina un Árbol, Quabit Inmobiliaria y Caixabank.
Actualizado 17 octubre 2018 15:18. Primera publicación 16 octubre 2018 19:04.
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Temas relacionados
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, firma este miércoles en Mazarete un convenio de colaboración para la recuperación y el mantenimiento del centro ‘Dehesa Común de Solanillos’, como espacio incluido en la red de equipamientos para la educación ambiental de Castilla-La Mancha y como centro para la recuperación de fauna silvestre en la zona del noreste de la provincia guadalajareña.
 
Este espacio se encuentra ubicado en la finca de Solanillos, donde se han desarrollado los proyectos de regeneración forestal, ambiental y educativos impulsados por la Fundación Apadrina un Árbol, una iniciativa de carácter medioambiental, educativo y social, que se puso en marcha tras el grave incendio ocurrido en julio de 2005 en las proximidades del Parque Natural del Alto Tajo.

Con gran rapidez, coincidiendo con José Carlos Moratilla como presidente de la Diputación Provincial, ésta cedió por espacio de 25 años a esa entidad privada buena parte de la Dehesa de Solanillos y sus casas.

En 2006 ya se celebro una denominada "I Jornada de Encuentro", para el acto simbólico de puesta de la primera piedra de las obras de rehabilitación de los pabellones del antiguo Hospicio. En apenas tres meses de actividad ya aseguraban haber encontrado padrines para cerca de 12.000 árboles, además del apoyo de la Casa Real pues la reina Doña Sofía aceptó la presidencia de Honor de la Fundación y apadrinó ella misma100 árboles. Tiempo después, llegaría a hacer una visita oficial.
 
Apadrina un Árbol abriría las puertas en el año 2008 de un Centro de Educación Ambiental y Albergue Rural en la finca, contando como patronos con la Fundación Rayet, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Diputación Provincial de Guadalajara, que es en realidad su propietaria.

El centro, que pretendía contribuir a la rehabilitación y restauración del área afectada por el incendio mediante un proyecto de recuperación y educación medioambiental, sufrió un importante declive en su actividad a partir de 2011, dadas las dificultades económicas de Rayet y de su sucesora mercantil, Quabit. En febrero de 2011 se hizo, además, la última aportación en metálico desde la Diputación de Guadalajara, 125.000 euros. Era el colofón a una implicación que había llegado a sumar unos 750.000 euros de ayudas a este proyecto a cargo de la tesorería de la Diputación desde 2006, en diferentes partidas.

Alarma en 2013 en Diputación
La mayor preocupación se desató en 2013, hasta el punto de que en junio de aquel año el pleno de la corporación provincial acordara, con los votos a favor del Grupo Popular y Socialista y la abstención de IU, personarse en el procedimiento concursal instado por la Fundación 'Apadrina un Árbol' que se seguía entonces en el Juzgado de Primera Instancia número 4 y de lo Mercantil de Guadalajara a instancia de la Fundación, ratificando así la Resolución de la Presidencia en este sentido. 

El entonces vicepresidente de la Institución Provincial, Lorenzo Robisco, recordaba que la Diputación decidió abandonar la Fundación en 2012 (situación que se mantiene en la actualidad), pero que se personaría en el proceso concursal "para defender sus intereses, que no son pocos, entre otros la Finca de Solanillos". La Fundación tenía entonces una deuda de 1,4 millones de euros. Fuentes consultadas por LA CRÓNICA confirman que en la actualidad, no hay cuentas pendientes con "Apadrina un Árbol" desde la Diputación ni, al estar fuera de la Fundación que la gestiona, relación alguna con las actividades que se desarrollan en la finca que cedió.
 
Convenio a cuatro bandas
El convenio que se firmará este 17 de octubre entre el Gobierno regional, la Fundación Apadrina un Árbol, Quabit Inmobiliaria y Caixabank, es un apoyo a las actividades del centro, tanto en su vertiente de recuperación de aves como de educación ambiental.

Con una superficie de casi 6.000 metros cuadrados, contará con una zona de recuperación de aves, con área de hospitalización y de rehabilitación, y un módulo de cría en cautividad. Además, habrá otra zona que también contará con presencia de fauna, pero este caso con un fin educativo.
 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Señorío de Molina
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales