Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Martes, 12 de noviembre de 2019

El guadalajareño que enterró a Franco da consejos de cómo sacarlo ahora de la sepultura

“Sólo hay que tener cuidado con no arañar el suelo”, previene Gabino Abánades
Tumba de Francisco Franco en el interior de la basílica del Valle de los Caídos, en el paraje de Cuelgamuros (Madrid).
Actualizado 1 octubre 2019 17:09
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Noticias relacionadas
 Page cree que sacar a Franco del Valle de los Caídos “cierra heridas”
 Temas relacionados
Gabino Abánades, el guadalajareño y actual alcalde del municipio de Sacecorbo que dirigió en 1975 el entierro de Francisco Franco en la basílica del Valle de los Caídos, asegura que la próxima exhumación del dictador será una tarea "muy fácil" que se puede acometer entre cuatro personas. "Sólo habrá que tener cuidado con no arañar el suelo, que es pulido", precisa.

Abánades, de 73 años, fue director de los servicios funerarios de Madrid, y el 23 de noviembre de 1975 asumió el sepelio de Franco junto a cuatro enterradores, aunque la labor de encajar la lápida de 1.500 kilos corrió a cargo de canteros de Patrimonio Nacional.

En su opinión, la única particularidad de esta exhumación será retirar esa lápida.

"Lo único es que, al estar en un suelo pulido, habrá que tener cuidado con no dañar ese suelo. Es lo único que tiene, porque la exhumación será igual que cualquier otra", afirma el 'enterrador' de Franco.

Según Abánades, que ha pasado media vida trabajando en el sector funerario, una vez que el Consejo de Ministros apruebe la exhumación el traslado de los restos del dictador desde el Valle de los Caídos hacia el cementerio de Mingorrubio en Madrid se producirá ante un secretario judicial para levantar acta y algún representante de la familia Franco.

Todo eso después de que una cuadrilla de canteros levante la lápida, un trabajo que augura que se realizará con "facilidad". "Entre tres o cuatro personas lo pueden hacer perfectamente, porque la lápida se desplaza a través de unos rodillos, no con fuerza bruta", describe.

Una vez levantada, será el turno de los enterradores. "Es muy fácil lo que hay que hacer: colocar unas cuerdas, unos tiros como los llamamos, y entre cuatro personas elevarlo, y trasladar los restos a otro féretro que tendrán preparado", añade Abánades, que actualmente es alcalde del municipio de Sacecorbo por el Partido Popular.


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Sociedad
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales