Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
El Tiempo Guadalajara Búsqueda por palabras Búsqueda por etiquetas Suscripción   
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
La Crónica de Guadalajara
Martes, 10 de diciembre de 2019

Conoce cuáles son las preferencias de los españoles a la hora de comprar, ¿tienda online o física?

Actualizado 26 octubre 2018 10:42
Comparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterAñadir a Linkedin+Compartir con Whatsapp ¿Algún error?Enviar por emailImprimir

 Temas relacionados
Con el boom de la llamada economía digital, las compras por Internet se han disparado durante los últimos años. De acuerdo con los datos de Statista, se estima que durante 2017 más de 1,66 billones de personas en el mundo realizaron compras por Internet. Igualmente, el año pasado las ventas online llegaron a alrededor de los 2,3 billones de dólares. Aunque el país que más se destaca en promover el comercio electrónico, basado en sus datos de compras online, es China. España no se queda atrás, de hecho, cerca del 11% del total de compras en la economía se hace de manera digital.

El mercado en línea en España

De acuerdo con las estadísticas, el gasto promedio de los españoles para compras por Internet rondaba los 650 euros en el 2016. Y se prevé que para finales de este año la cifra de usuarios del comercio electrónico roce los 20 millones de Euros. Según el Instituto Nacional de estadística, las personas prefieren hacer compras por Internet por comodidad, precios bajos, ahorro de tiempo y facilidad de compra. Aunque es evidente que las redes sociales y las prácticas de mercado recientes son algunas de las causas de este incremento en la industria. Hace tan solo unos años, por ejemplo, no se concebía poder hacerla compra desde casa. Hoy por hoy existen páginas como el supermercado en línea Mercadona, con el que es posible adquirir cualquier producto, incluso desde el móvil.

Precisamente otro aspecto que ha influenciado las compras por Internet es el incremento del uso de teléfonos inteligentes. El rango de edad de las personas que más participan en el mercado digital de smartphones se encuentra entre los 25 y 34 años. Es decir, los adultos jóvenes en edad laboral y que prácticamente han crecido de la mano del desarrollo tecnológico. Este tipo de consumidor busca la comodidad y se inclina por plataformas de compra online, ya sea moda, viajes, tecnología, electrodomésticos o incluso aplicaciones de pago como PayPal. El rey del comercio electrónico en Europa es como ya sabemos, Amazon, ya que pone a disposición del usuario todo tipo de productos. Pero en cuanto a ropa, complementos y productos de lujo; más de 9 millones de españoles, casi la mitad de ellos mujeres, compran al menos una prenda de ropa en plataformas online similares a Lyst o ShopStyle.

Las tiendas físicas

Aunque el auge de la digitalización no parece aminorar, aún existe gran parte de la población que prefiere comprar cierto tipo de productos en establecimientos físicos. Cerca del 80% de los internautas en España opta por esta opción. Esto se debe a factores como los costes ocultos, la verificación de la calidad del producto, la seguridad de pago, el desconocimiento del proveedor o simplemente la comodidad de lo conocido.

Esta situación es de hecho una buena noticia también para los mercados locales y la dinámica de la economía. En Guadalajara, por ejemplo, lugares como el centro comercial Ferial Plaza se convierten en epicentros de experiencias. Más que el solo hecho de ir de compras, se puede calificar como una tradición cultural. Salir con la familia y amigos a comer, a ver y adquirir productos o simplemente a dar un paseo. Estas son solo algunas de las razones por las que los usuarios siguen valorando comprar en establecimientos físicos.

En conclusión, dependiendo de lo que se esté buscando, las dos opciones parecen buenas. La excusa para no comprar por Internet por factores tecnológicos y seguridad de la transacción no es una razón de peso para no elegir esta opción. Pues cabe señalar que cada vez hay más herramientas que aseguran pagos seguros, confianza y reputación del proveedor, así como la opción de devolver o cambiar el producto si no uno no está satisfecho.
 


¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
La Crónica te aconseja...
Otros artículos de Consumo
Lo que no debes perderte en Guadalajara...

Controlado por:   /  Quienes Somos  /  Publicidad  /  Contactar  /  Privacidad  /  Cookies  /    RSS  /  Agrupación de Medios Digitales